Contacto:

hernanlongoni@gmail.com

Buscar este blog

El Lockheed L-100-30 Hercules TC-100. Un civil asimilado


En tierra, junto a sus camaradas, la diferencia de tamaño es notable. Instantanea tomada en una visita que hicieramos a la I Brigada Aerea Foto: Hernan Longoni.



 



















En JPA Moron 2009. Foto: Hernan Longoni




 












Panel de C-130B en PAL fotografiado en una visita que hicieramos a la I Brigada Aerea.
Foto: Eduardo Thompson










 

 

Estacion de carga de la L-100. Foto: Hernan Longoni

 

 La TC-100 encabeza el acto por el 31 aniversario del bautismo de fuego de la FAA.-

 Por Hernan Longoni

El enorme desgaste sufrido por la flota del Escuadron I de Transporte durante el puente aéreo llevado adelante durante el conflicto por nuestras islas Malvinas afectó las operaciones post-conflicto de dicha sub-unidad.
Con esto presente, ya durante el conflicto y con la idea de burlar el embargo que las potencias mundiales trabaron sobre Argentina y complicaba la operatividad del sistema de armas, el Alto Mando de la FAA comenzó a buscar una solución al acuciante problema.
Dicho empeño no se vio cristalizado sino hasta bastante después de finalizada la batalla, cuando en el mercado civil se adquirió un L-100 con la idea de canibalizarlo y usar su producido en provecho de la hambrienta línea de vuelo de Hercules sobrevivientes. Casi podria decirse que fue un golpe de suerte, ya que la aeronave estaba en tramite de  ser adquirida por otro operador, cuando la FAA pudo hacerse de ella.
Con posterioridad, mas pronto que tarde, en mérito al estado general del parque de aviones y a la muy eficiente intervención del Grupo Técnico I, se decidió descartar la idea de canibalizar al avión y se dispuso ponerlo en servicio (llego en vuelo).-
La aeronave fue dada de alta en diciembre de 1982 y ha mantenido un esquema de pintura particular, siendo predominantemente blanco con un cheat line que en su momento fue rojo pero que la mayoría del tiempo lo fue azul, hasta 2012.-
En 2011 la aeronave estaba en condiciones de una inspeccion isocronica, la que se llevo adelante en la firma ENAER, la que luego de algunas peripecias (como el pedido  a la firma local FADeA de algun herramental para concretarla) se concluyo a mediados/fines de 2012.-
Podría decirse que el avión en el seno de la I Brigada Aérea es la “oveja blanca (o ahora gris)”, por su color y por tener diferencias técnicas respecto del resto de sus compañeros militares.-
Pese a ello, ha servido hasta la actualidad, siendo de gran ayuda en operaciones de mantenimiento de paz, en vuelos logísticos por desastres naturales, (como se lo vio en ocasión del esfuerzo por las inundaciones en nuestra Provincia de Santa Fe), y con la línea aérea estatal LADE, para lo cual puede utilizar en su bodega los pallets normalizados de toda la línea Hercules.

El avión
Se trata de un Lockeed 382G-53C, conocido mas comúnmente como Lockeedd L-100-30, que lleva el número de fabricación 4891, y salió de la línea de montaje en enero de 1981 como demostrador de la constructora, llevando matrícula civil de EEUU N4170M.
Esta pensando como una evolución civil del avión de transporte militar C-130, que en sus versiones 282-1B (C-130B), 382C-12D/23D (C-130E/Super E), 382C-48D (C-130H) y 382C-82D (KC-130H) opera nuestra Fuerza Aérea.

Por ello, la capacidad de carga se ha aumentado en relación al volumen, alargando el fuselaje en 4,48 metros respecto del Hercules militar. También ha perdido el avión la capacidad de utilizar cohetes del tipo JATO de asistencia para despegues mas cortos, y la capacidad de lanzamiento de paracaidistas, ya que no posee puertas de lanzamiento laterales, pudiendo hacerlo solo por el portón trasero. El aparato esta homologado para ser volado por una tripulación de tres personas.
Para su traslado al país desde los EEUU utilizó la matrícula pasavante LQ-FAA, siendo en su alta matriculado como LV-APW, resultando conveniente su identificación civil para facilitar temas como la contratación de seguros y posibilitar así su arrendamiento a terceros. Finalmente es matriculado alrededor de 1998 como TC-100, que mantiene hasta la actualidad.

Al día de la fecha “la TC-100” ha cumplido honrosamente con su cometido militar, pese a ser un “civil asimilado”.
Fuentes:
Ficha técnica Nro. 16, Revista Aeroespacio, Sergio Hulaczuk.
Arqueología Aeronautica Argentina. www.aeroarqueologia.com.ar
Fuerza Aérea Argentina.
FADeA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada